Concello de Vigo

Galicia enamora. La costa y el interior, sus playas y sus montes, su gastronomía y su cultura... Todo lleva a disfrutar. Vigo se ha convertido en el primer Sello de Turismo Familiar que se entrega en la comunidad. Una ciudad que aúna arte, cultura y turismo de mar y que ofrece alternativas para disfrutar de los tiempos de ocio en familia de la mejor manera.

La ciudad de Vigo, situada en el corazón de las Rías Baixas, tiene en su ría su mayor tesoro. En ella se localizan las tradicionales bateas en las que se cría el auténtico mejillón y el puerto pesquero, uno de los de mayor actividad de Europa. Frente a ella se vislumbran las Islas Cíes, un auténtico tesoro natural cuya visita es más que obligada. Su belleza le supuso el sobrenombre romano de Islas de los Dioses y para The Guardian, su playa de Rodas es la mejor del mundo. En las islas, además de disfrutar de un buen chapuzón en el mar o de una acampada de fin de semana, se puede hacer senderismo, buceo o admirar la belleza del océano desde el faro.



Rodeada de montes, Vigo también es punto de partida perfecto para hacer rutas a pie o en bicicleta. Para las familias, lo mejor son los parques forestales, ya que ofrecen rutas sencillas y zonas de picnic para comer. Aunque también hay rutas por la costa, como la Senda Azul, que además permiten acabar en el mar haciendo windsurf o kitesurf. La playa de Samil está perfectamente preparada para familias con niños, ya que cuenta con zona infantil, socorristas y puesto de Cruz Roja, toboganes, piscinas, duchas y lavapiés...

La oferta cultural de la ciudad no es nada desdeñable: el yacimiento de O Castro, la Villa Romana de Toralla, la catedral (exponente del arte neoclásico en Galicia), el Monasterio de la Visitación, con su aire medieval, o el pazo de San Roque son sólo algunas de las propuestas.

Por Vigo transcurre además el Camino de Santiago, en su ruta portuguesa, lo que dota a la ciudad del ambiente peregrino que tanto se vive en Galicia.



Añadir un comentario